Archivo

Comparte!

Ocho claves sobre la fraudulenta ANC y el cese de sus funciones

Ocho claves sobre la fraudulenta ANC y el cese de sus funciones
Comparte!

«La Asamblea Nacional Constituyente va a funcionar hasta diciembre, ya así lo ha decidido, de manera autónoma y utilizando sus poderes». De esta manera el pasado 17 de agosto, durante una videoconferencia con dirigentes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro anunció que la cuestionada instancia que impulsó en 2017 no extenderá nuevamente su mandato y que se disolverá.

Días después, al ser consultado durante una entrevista sobre si el organismo, cuya legitimidad no ha sido reconocida por más de cincuenta países en el mundo, cumplirá con la principal tarea que le asigna la Constitución: redactar una nueva Carta Magna, el dirigente oficialista se limitó a decir:

«Hay que preguntarle a Diosdado (Cabello), presidente de la magna Asamblea Constituyente, cómo avanza el proyecto constitucional, si habrá o no proyecto constitucional y cuándo será sometido a referendo, ese es un tema de la Constituyente, no es un tema directo mío».

El hecho de que hayan transcurrido más de tres años desde su instalación sin que la instancia haya presentado un borrador de proyecto de texto constitucional, ni tampoco haya adelantado un debate sobre las normas que quiere modificar o crear, son para Acceso a la Justicia la demostración más palpable de que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de 2017 solo tenía un propósito: neutralizar a la legítima Asamblea Nacional (AN), electa en diciembre de 2015.

Vistos estos acontecimientos, consideramos pertinente precisar algunos aspectos sobre el tema, por lo que a continuación se responderán ocho preguntas sobre el mismo.

  1. ¿Qué es la ANC y cuál es su rol?

De acuerdo con el artículo 347 de la Constitución, la ANC es un organismo colegiado que solo puede ser convocado por el pueblo con el propósito de «transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

  1. ¿La actual ANC es constitucional?

No. En primer lugar, la instancia fue convocada por Nicolás Maduro sin la respectiva celebración de un referendo, por lo tanto carece de legitimidad popular. Maduro convocó el proceso constituyente sin consultarle al pueblo, decisión que estuvo respaldada por la Sala Constitucional mediante la sentencia n.° 378. En segundo lugar, la ANC no ha cumplido con el objetivo para el cual fue convocada, es decir, redactar una nueva Constitución; pero lo más grave es que ha traspasado el marco de actuación descrito en el artículo 347, dado que ha dictado una serie de medidas arbitrarias dirigidas a usurpar las funciones de la AN, al mismo tiempo que su real fin ha sido el de perseguir a la disidencia política, en clara violación a la Constitución vigente.

  1. Si no ha redactado una nueva Constitución, ¿qué ha hecho la ANC hasta ahora?

En más de tres años de labores ha destituido a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz e intervenido al Ministerio Público. Asimismo, ha designado al contralor general y al defensor del pueblo, con lo cual se ha arrogado funciones de la AN. También se ha inmiscuido en labores del Parlamento cuando ha dictado leyes cuestionadas como la que castiga al Odio, la de Precios Justos, Presupuestos y una amnistía; y ha levantado la inmunidad parlamentaria de veintidós diputados.

Pero este organismo no solo se ha inmiscuido en labores del Legislativo, sino también del Poder Electoral, pues ha convocado elecciones como las de gobernadores y alcaldes de 2017 y las presidenciales de 2018.

Además, suprimió las alcaldías Metropolitana de Caracas y Apure. En el caso de la capital la decisión se tomó, pese a que el artículo 18 de la Carta Magna vigente señala que «una ley especial establecerá la unidad político territorial de la ciudad de Caracas que integre en un sistema de gobierno municipal a dos niveles, los Municipios del Distrito Capital y los correspondientes del Estado Miranda». Dicha ley la dictó la anterior Constituyente y ella creó la Alcaldía Metropolitana de Caracas. 

En 2018 se filtró un supuesto proyecto de Constitución, el cual recogía parte de las propuestas que el fallecido Hugo Chávez trató de incorporar a la Carta Magna en la fallida reforma constitucional que impulsó. Sin embargo, desde el oficialismo pronto se apresuraron a negar su veracidad. «No hay ningún proyecto de Constitución. Ideas sí hay, las comisiones están desplegadas en toda Venezuela, pero no existe nada plasmado», aseguró el presidente de la instancia, Diosdado Cabello.

  1. ¿La ANC puede limitar el funcionamiento o decidir la cesación de las autoridades del Poder Público?

El artículo 349 constitucional establece que los poderes Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral no podrán impedir las decisiones de la ANC, pero ello no significa que esta tiene poderes absolutos y sin control, dado que se debe sujetar a los valores democráticos y republicanos, además de a los tratados internacionales y al carácter progresivo de los derechos fundamentales. Justamente, uno de los principios democráticos es la separación de poderes, garantía institucional del Estado de derecho, pero el mismo ha sido gravemente vulnerado por la ANC desde 2017, entre otros, al crear, modificar o derogar leyes que correspondían ser dictadas por la AN.

  1. ¿El Ejecutivo Nacional puede decidir la disolución de la ANC?

No. Conforme a la Constitución es un exabrupto sostener la viabilidad de que el Ejecutivo (poder constituido) pueda decidir la culminación del funcionamiento del ANC, sobre todo si esta es expresión de la voluntad soberana. Aunque Maduro no la ha disuelto sino que citó la decisión que la propia instancia adoptó en mayo de 2019, cuando extendió su período hasta el 31 de diciembre de 2020, el hecho de que sea él y no el propio cuerpo el que saque el tema revela cómo esta instancia ha sido un instrumento al servicio de su gobierno. En su momento, Acceso a la Justicia criticó que la ANC extendiera su mandato, por considerar que revelaba cómo era manejada de manera improvisada y con pleno desconocimiento del texto fundamental vigente.

  1. ¿Cuándo debe disolverse la ANC?

Una vez redactado el proyecto de nueva Constitución, independientemente de que sea aprobado o no por la voluntad popular mediante referendo, la Constituyente debe poner fin a su funcionamiento, pues ya cumplió su cometido. Sin embargo, este lapso no siempre se ha cumplido: en 1999, la ANC de la época decidió prolongar sus actividades hasta el 30 de enero de 2000, pese a que la nueva Carta Magna ya había sido aprobada en el referendo del 15 de diciembre de 1999.

  1. ¿Aunque aún no se ha presentado un proyecto de texto constitucional es posible que el mismo aparezca antes de diciembre?

«En la vida todo es posible», se dice popularmente, y dadas las irregularidades alrededor del proceso constituyente de 2017, además de los vaivenes y el abuso de poder en que se ha conducido la ANC, no sería extraño que de cara a las parlamentarias sea realizado también un referendo para la aprobación de lo que sería la nueva Constitución, sin ningún tipo de garantías electorales y sin tiempo para debatirla.

  1. ¿Cómo puede ser definida la ANC de 2017?

La actual ANC es una verdadera desconfiguración de los principios, valores y normas constitucionales. Ha sido utilizada como un instrumento por el Ejecutivo Nacional para diseñar e implantar un Estado de hecho, con el propósito de consolidar aún más el régimen en el poder, configurando un verdadero fraude constitucional que desnaturaliza la figura misma que representa el poder constituyente, fomentando una mayor desinstitucionalización del estado venezolano a la ya existente para el momento de su instalación, como fue alertado por Acceso a la Justicia en su Informe Anual 2019.

¿Y a ti venezolano, cómo te afecta?

El anuncio de disolución de la ANC deja en claro que su papel nunca fue el de redactar una nueva Constitución, pues su objetivo fue impedir el funcionamiento de la AN, electa democráticamente en 2015.

La ANC es un ejemplo muy claro de la liquidación de la democracia en el país, que desde su creación en 2017 agravó el quiebre institucional existente y la compleja crisis humanitaria que viven los venezolanos, producto de esa ruptura.

Es tan importante para el régimen que gobierna al país tener control del parlamento que no solo creó una suerte de órgano paralelo como es la ANC, sino que ahora que vence el periodo de la AN electa en diciembre de 2015 no escatima esfuerzos por llevar adelante un evento electoral sin garantía alguna el próximo 6 de diciembre, con tal de recuperar su control sobre el órgano parlamentario, y así poder gobernar solo, como ha sido tradición en el chavismo.

Artículos relacionados