Archivo

La creciente opacidad del Poder Judicial

La creciente opacidad del Poder Judicial

Acceso a la Justicia hizo un análisis de la información oficial del Poder Judicial (Informe Anual del Tribunal Supremo de Justicia, página Web del TSJ, Ley de Presupuesto, entre otros) y el resultado es su gran opacidad, ya que la información oficial es escasa y este a medida que pasan los años informa cada vez menos y de forma menos clara sobre su gestión.

Las estadísticas en materia de justicia en Venezuela se publicaron hasta el 2003 en el Anuario Estadístico Venezolano. El problema hasta esa fecha, era que se publicaban por año y por separado, con lo cual se hacía difícil la comparación de datos de distinta fuente y el análisis de la tendencia. Por ello, Acceso a la Justicia conjuntamente con la Universidad Metropolitana y LACSO en el año 2009, organizó en serie dicho Anuario desde 1989 hasta 2003 a los efectos que se puedan consultar sus datos por tema.

Por su parte, la extinta Corte Suprema de Justicia empezó desde el año 1998 a hacer una rendición de cuentas de su gestión en el acto de apertura del año judicial a través de la presentación y publicación de un Informe Anual en formato impreso, descargable desde su página web.

El Tribunal Supremo de Justicia continuó con esta práctica hasta el 2010, pero a partir de 2011, el tradicional acto de apertura del año judicial dejó de ser abierto al público, y de allí, en adelante se ha podido conocer sobre su gestión fundamentalmente a través del discurso de su presidenta. Estos discursos se pueden encontrar en su página web. El problema es que los datos que aparecen no informan sobre los mismos ítems que contenía el Informe Anual. Esto evidentemente ocasiona dificultad para comparar su gestión más reciente con la pasada.

Como consecuencia de todo lo anterior, Acceso a la Justicia observa que a medida que pasa el tiempo hay cada vez menos datos e información sobre la gestión judicial, y esto se ve reflejado en la puntuación de Venezuela en el Índice de Acceso a la Información del Centro de Estudios de las Américas de la OEA (CEJA), en que mientras en 2004 tenía un índice de 69%, en 2014 llegó a recibir solo 16,72%.

El resultado de esto es que Venezuela es el país de los miembros de la OEA con menor índice de accesibilidad a la información judicial de América Latina de los países evaluados que tienen página web, es más Venezuela está en el puesto 32 de los 34 países miembros de la OEA, y como los últimos dos no tienen página web, en realidad ocupa el último puesto de los que la tienen. Esto muestra el alto nivel de opacidad de la información judicial venezolana.

¿Y a ti venezolano cómo te afecta?

La Constitución exige que el Poder Judicial sea transparente y responsable para que haya Acceso a la Justicia (artículo 26). “Acceso” indica apertura y “Justicia” es un valor relacionado con la transparencia, la honestidad y la responsabilidad, por lo que si quien debe garantizarla, no cumple con estos parámetros ni rinde cuentas sobre lo que hace y cómo lo hace, ¿cómo puede brindar Justicia? Y menos aún, puede garantizar el Acceso a la Justicia, que es su función primordial.

Cuando las instituciones no cumplen con la función para las que fueron creadas, como ocurre con el poder judicial venezolano, los ciudadanos tratan de resolver sus asuntos por medios distintos a los institucionales. Ello genera caos, violencia e impunidad, y sin duda eso es lo que más hay hoy en día en la Venezuela actual, siendo sin duda una de las causas del aumento exponencial de los linchamientos, así como de las protestas.

Artículos relacionados

Archivo