La odisea de realizar trámites en Venezuela: una misión casi imposible


SAIME-nota

La odisea de realizar trámites en Venezuela: una misión casi imposible 

Realizar trámites en Venezuela cada día resulta más engorroso, a pesar de que durante los últimos años se han diseñado planes para simplificar los distintos procesos de identificación, registro, documentación y legalización de documentos, aún sigue siendo para la mayoría de los usuarios muy difícil obtener rápidamente algo tan elemental como una nueva cédula de identidad, luego de ser extraviada.

Sacar este documento imprescindible para la circulación nacional de cualquier ciudadano, hoy no es tan sencillo, a la consuetudinaria lentitud del proceso se unió la escasez de materiales como el plástico para poder imprimir la cédula de identidad han provocado que los usuarios se preocupen más por no perder el documento, así lo comentó al ser consultado por Acceso a la Justicia Francisco Anato, quien asegura que en su trabajo debe viajar constantemente y en las alcabalas le exigen la presentación de la identificación.

Ante esta coyuntura el pasado enero de 2015 Saime presentó un instructivo para simplificar el proceso y evitar el colapso a la hora de emitir la cédula de identidad por primera vez, basándose en la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos, lo cual fue reseñado por el periódico el Mundo.

 Según la información suministrada hace dos años por el director del Saime, Dante Rivas, quedó prohibida la solicitud de la copia de la cédula de identidad del padre o de la madre del usuario que vaya a cedularse por primera vez, apegándose así al artículo 19 de la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos.

La Ley de Simplificación de Trámites Administrativos, establece en su artículo 4: La simplificación de los trámites administrativos tiene por finalidad racionalizar y optimizar las tramitaciones que realizan las personas ante la Administración Pública a los fines de mejorar su eficacia, eficiencia, pertinencia, utilidad, para así lograr una mayor celeridad y funcionalidad en las mismas, reducir los gastos operativos, obtener ahorros presupuestarios, cubrir insuficiencias de carácter fiscal y mejorar las relaciones de la Administración Pública con las personas. 

Esta Ley fue impulsada ante el crecimiento de la burocracia y la corrupción en torno a la documentación, derecho ciudadano, que aunque en Venezuela es gratuito, a diferencia de otros países, sacarlo sin la ayuda de un gestor se convierte en una verdadera odisea para cualquier ciudadano. Pero aunque algunos trámites han sido simplificados, la significativa emigración de venezolanos al exterior y la escasez de materiales han hecho que estas instituciones colapsen ante la ascendente demanda y que la burocracia y el trabajo de los gestores se incrementen considerablemente, convirtiéndose en una verdadera rémora.

Usuarios han denunciado que deben hacer cita telefónica o por internet, una vez que les otorgan su convocatoria, deben acudir a las oficinas, anotarse en una lista y esperar para que cuando llegue el material los atiendan con prioridad, por lo que a pesar de disminuir los requisitos no se ha logrado la celeridad necesaria debido a la agravada escasez.

¡Cuidado con los gestores!

No es incorrecto buscar ayuda de un gestor, lo malo es que han surgido muchos “pseudogestores” que se han aprovechado del deseo de inmediatez de muchos venezolanos de irse del país para estafarlos. Tal fue el caso de María Da Silva, una joven que solicitó la ayuda de un gestor para legalizar y apostillar una partida de nacimiento que le exigía el consulado portugués de Venezuela para la obtención de la nacionalidad portuguesa.

María relató a Acceso a la Justicia que un supuesto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores le pidió hace seis meses 10 mil bolívares para legalizar, saltando el paso de pedir la cita por Internet, la cual cada vez es más difícil de obtener por la cantidad de personas en cola. (Para solicitar la cita pulse aquí.)

Da Silva supo que había perdido tiempo y dinero cuando buscó a un traductor de un escritorio jurídico y este notó la rareza del documento, el cual resultó ser falsificado, y fue comprobado por el abogado al acceder a la revisión que pone a disposición la página del Ministerio para verificar la autenticidad de las apostillas. Seguidamente, María se registró en la página y obtuvo una cita 5 meses más tarde, (más o menos es el lapso de espera) y aseguró que el proceso cuando asistió al registro fue bastante sencillo y que no tardó más de media mañana.

Ante esta problemática, Víctor Martínez, director del Saren, exhortó a los venezolanos a denunciar a los gestores de trámites, asegurando que “los documentos hechos fuera de los canales regulares no tienen validez”, así lo reseñó el periódico El Universal.

Anteriormente la apostilla de documentos se realizaba en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores ubicada en la Av. Urdaneta, pero desde hace algunos meses se le pide al usuario que asista a los principales registros del país según su circunscripción, esto con la finalidad futura de que los documentos sean registrados y legalizados en un mismo proceso y así simplificarlo aún más.

El viacrucis del pasaporte

PASAPORTE

Sacar o renovar el pasaporte también se ha convertido en un dolor de cabeza para algunos usuarios, a pesar de que este trámite también había sido simplificado hace unos años, la enorme demanda ha ralentizado la entrega de los mismos.

Del mismo modo que en el caso de la cedulación, para sacar el pasaporte se requiere de mucha paciencia, puesto que la falta de material es la respuesta de los funcionarios públicos a las crecientes críticas de quienes deben esperar por el documento.

El portal web ReporteYa consultó a los usuarios de la red social Twitter cuáles han sido las dificultades que han atravesado para tramitar y obtener su pasaporte venezolano. Estos fueron algunos de los comentarios más destacados:

La tuitera, Chupetica de Ajo @ygutierrezc respondió: “El tiempo de entrega es infinito, lo tramité en noviembre y aún no me lo dan, y mi madre lo hizo en octubre y tampoco”.

Porfi Méndez @porfimendez expresó: “Para sacarlo fue súper rápido, pero han pasado 3 meses y no me lo han entregado”.

La empresaria tecnológica, Delaine @mimodela comentó: “Yo estoy esperando desde noviembre y el trámite no avanza”.

Por su parte, Adriana Gómez @adrianagomez99 compartió: “Tuve que tramitar caso especial por salud; aun así, viajé a Caracas semanalmente durante 2 meses, hasta que por fin lo imprimieron”.

El usuario de la red del pajarito Vicente Bloise Regi @VINANBLO expresó al respecto: “Ninguna dificultad para tramitar el pasaporte, pero la demora para entregarlos es demasiada”

A la demora de la entrega se suma la corrupción denunciada por varios usuarios, quienes aseguran que algunos funcionarios cobran altas sumas por agilizar el proceso, así lo reseñó Panorama.

“El cobro bajo cuerda para la impresión y entrega del documento ha sido denunciado por los propios usuarios. En Twitter @giselaberti escribió: Qué pasa con el Saime. No entrega pasaporte. Sólo si pagas de 300 a 500 mil. Hasta cuándo la corrupción”, detalló el portal.

Sin duda alguna, el requisito fundamental para tramitar documentos de cualquier tipo en Venezuela es tener paciencia, puesto que a dos grandes males endémicos como lo son: la burocracia y la corrupción, se ha sumado la desesperación por salir del país a como dé lugar de miles de venezolanos en búsqueda de mejores oportunidades, lo cual ha dado paso a una abrumadora y ascendente demanda.

 

 

Trámites nuestros de cada día


cintillos17

En esta oportunidad, Acceso a la Justicia pone a disposición del público general una serie de guías para realizar de manera sencilla los trámites más cotidianos para los venezolanos. A continuación, el índice de guías y materias:

tramites_Page_01